Retos de la sociedad civil en México


Cada vez más a nivel mundial se ha constatado que la presencia de las organizaciones de la sociedad civil (OSC) ha contribuido en la atención de las problemáticas de la sociedad a partir de la descentralización de las funciones del Estado.


A partir de las últimas décadas las OSC han cobrado mayor fuerza de acción e impacto frente a la creciente necesidad de la población consolidándose como organizaciones relevantes en la atención de las carencias sociales.


Al día de hoy, prácticamente cualquier evento con interés social encuentra la participación de una o varias OSC. Desde las temáticas principales como temas de salud, protección al medio ambiente, atención a poblaciones vulnerables, transparencia gubernamental, promoción de la participación ciudadana, entre muchos otros objetos sociales; la Sociedad Civil (SC) influye en territorios donde en años anteriores, el Estado era prácticamente el único actor que legítimamente debía tener presencia y que técnicamente era capaz de brindar la atención requerida.

La gran importancia de las OSC no se limita al soporte que brindan a poblaciones o individuos específicos, sino que representa un contrapeso a los esfuerzos del gobierno y que coadyuva en la atención de los sectores vulnerables para generar una reestructuración del tejido social.


Las OSC luchan todos los días con desafíos complejos para poder cimentar las bases de un país más inclusivo, equitativo y justo; además de que potencian el desarrollo de las comunidades con las que trabajan para generar un bien común.

Sin embargo, es reconocido por especialistas que, en el mundo de las OSC, priva la diversidad en proyectos, estructura, alcances, capacidades, objetivos, membresía, etc., lo que las hace enfrentar los desafíos de maneras distintas.


Uno de los principales retos que enfrentan es el financiamiento sostenible, en la medida en que los recursos existentes son escasos y la competencia por los pocos disponibles se hace cada vez más fuerte. De hecho, la excepción a la regla es la existencia de OSC con certeza financiera en el mediano y largo plazo, la generalidad, al parecer, está en aquellas que se desempeñan con altos grados de incertidumbre económica, con pocos recursos operativos o limitados.

En el caso mexicano, esta perspectiva no es diferente. Una gran parte de las OSC que materializan sus objetivos, aún tienen serias limitaciones operativas, técnicas, y de adaptación a un mundo cambiante; pero que en diversas etapas ha sido restrictivo, y con recursos muy escasos para su desarrollo. Aunado a esto en nuestro país poco se reconoce que los beneficios que las OSC tienen, primando un clima de desconfianza ante las organizaciones.

La noción de sin fines de lucro se interpreta como que el trabajo que las personas realizan no debe tener una remuneración adecuada, lo que también limita la profesionalización del sector, siendo que la estructura institucional de las organizaciones es muy compleja, de la misma forma que muchos de los problemas que atienden, siendo necesario profesionales preparados y capacitados dedicados de tiempo completo.

Este entre muchos más retos son los que enfrentan las organizaciones civiles en el país.


En conclusión, las OSC en México realizan grandes beneficios a la ciudadanía, fortalecen los eslabones que la autoridad no puede atender y ofrecen su colaboración para el desarrollo social y económico del país. Por ello es importante integrarse a consejos directivos, participar de sus acciones, e investigar sobre la gestión de sus proyectos y recursos, para renovar la confianza en las organizaciones y colaborar para la mejora de la población.


Una nueva relación entre la sociedad civil y el gobierno no implica que la primera sustituya funciones que le corresponden al segundo. No se trata de un juego de suma cero, sino que el objetivo real es que la SC sea un actor coadyuvante para que las acciones de gobierno tengan un mayor alcance y una retroalimentación adecuada y permanente. De hecho, lo que se busca es fortalecer a las instituciones en un esquema de gobernanza, ya que una sociedad civil débil no genera gobiernos fuertes, sino al revés.


Por supuesto, usted tiene la última palabra, pero se espera que este texto sea útil como una guía para abrir el debate de las necesidades que tiene la sociedad civil organizada en México en la actualidad, sus retos y beneficios a los mexicanos.


———

Con información de: Chávez, C.; González, P.; Venegas, G.; "Retos, perspectivas y horizontes de las organizaciones de la sociedad civil en México"; Sept. 2016.

0 vistas

Información

  • White Facebook Icon
  • White Twitter Icon
  • White Instagram Icon
  • White YouTube Icon
  • Blanco Icono LinkedIn

Contacto

FondoParalaPaz © Copyright 2019. Todos los derechos reservados.