Posicionamiento contra el trabajo infantil


En el marco del próximo día contra el trabajo infantil (12 de junio de 2020). Desde Fondo para la Paz consideramos que el trabajo infantil pone en riesgo la salud y seguridad de las niñas, niños y adolescentes, siendo un factor de riesgo para el desarrollo sustentable de las comunidades.


Nosotros identificamos que es común en la agricultura de todo tipo, la participación de niños, niñas y adolescentes (NNA), más en un país como México, donde los usos y costumbres lo pueden considerar una actividad “familiar” o de responsabilidad básica, como sucede en los cafetales, donde hemos trabajado desde hace varios años.


Estas actividades en cafetales como: la fertilización, control de plagas y otros factores son consideradas peligrosas y de alto riesgo. La ley mexicana prohíbe estos tipos de actividades en la niñez y la adolescencia, sin mencionar que en muchos casos interfiere con su desarrollo educativo y psicosocial.


No es excusa dotar de una actividad a un infante o adolescente solamente por enseñarle “responsabilidad” disfrazada de trabajo arduo o familiar, la Organización Internacional del Trabajo establece criterios que estandarizan el desarrollo de la responsabilidad, a través del trabajo: no más de dos horas, sin herramientas o actividades peligrosas y únicamente de trabajo familiar; cualquier otra está prohibida.


Solo la educación y el libre desarrollo de habilidades sociales y personales puede ayudar a que el futuro de la niñez se comprometa con el desarrollo comunitario sostenible.


Por eso, 2020 es un año importante para Fondo para la Paz, World Vision México y SiKanda, con el proyecto Campos de Esperanza pues hemos trabajado estratégicamente con los miembros de las comunidades, para empoderar a las familias productoras y así preparar el terreno para disminuir eficaz y contundentemente el trabajo infantil.


Fondo para la Paz como parte de Campos de Esperanza implementa el proyecto en 12 comunidades de los municipios de Tezonapa y Zongolica en Veracruz, y es punta de lanza de este trabajo integral, donde además de mejorar las capacidades técnicas de las familias productoras, tenemos un foco especial en reconocer los derechos de los NNA, disminuir trabajo infantil y tener acciones que promuevan la salud y seguridad en el cafetal.


En Fondo para la Paz el enfoque con el que trabajamos Campos de Esperanza es la cadena de valor, pues reconocemos los valores sociales y ambientales desde todos los eslabones de la cadena, y a los diversos actores que intervienen en el proceso del desarrollo comunitario. Ser sustentables, implica reconocer el valor de las comunidades, los productos, las políticas, la educación y por supuesto el desarrollo de la infancia y adolescencia en entornos seguros.


Para nosotros en Fondo para la Paz es importante trabajemos en conjunto, ya que la niñez merece crecer en una vida libre, sana y que les permita desarrollarse de forma integral.

Información

Contacto

  • White Facebook Icon
  • White Twitter Icon
  • White Instagram Icon
  • White YouTube Icon
  • Blanco Icono LinkedIn

FondoParalaPaz © Copyright 2019. Todos los derechos reservados.