Inaugurado Piedra de León, comedor comunitario en Oaxaca

Actualizado: 1 de ago de 2019

El día de hoy se realizó la ceremonia de inauguración del nuevo comedor comunitario que tendrá por nombre “Piedra de León” ubicado en la comunidad "San José El Corozal", dentro del municipio de San Juan de Lachao en la Costa Oaxaqueña. Este proyecto es un esfuerzo común entre la comunidad, Fondo para la Paz, BORDA las Américas y Fundación ALSEA.


A través de una convocatoria regional se invitó a las comunidades a postular iniciativas para fortalecer sus comedores comunitarios.


La elección de “El Corozal” se dio a través de una convocatoria regional donde se invitó a las comunidades de la región a postular iniciativas para fortalecer sus comedores comunitarios. El Corozal se destacó por sus compromisos, la organización con la que se contaba así como por los recursos de mano de obra que la población puso a disposición del proyecto.



COMPONENTES


El comedor comunitario es un espacio seguro e higiénico para una mejor alimentación de los niños, niñas y adolescentes de El Corozal.


Su diseño se basa en un enfoque sostenibilidad, por lo que cuenta con infraestructura, instalaciones e innovaciones tecnológicas para el aprovechamiento eficiente de los recursos naturales, de manera social y ambientalmente responsable.


A ritmo de banda y en caravana los miembros destacados de la comunidad, recibieron a los invitados y caminaron juntos los 600 metros de la carretera a la fiesta de bienvenida.


El acto de ceremonia estuvo encabezado por representantes del municipio de San Juan de Lachao, colaboradores de Fundación ALSEA, el equipo de ingenieros y arquitectos de BORDA las Américas, encargados del diseño sustentable del comedor, y miembros del equipo directivo de Fondo para la Paz.


El esfuerzo, compromiso y entusiasmo de la comunidad se vio reflejado en la apertura del comedor, los estudiantes de la escuela rural Vicente Guerrero, realizaron bailables regionales y el grupo folklórico municipal de San Juan de Lachao realizó el baile tradicional del “Guajolote”, danza donde mediante el baile se brindan distintos presentes a los miembros de la mesa de honor.



COMUNIDAD, UNIÓN Y COMPROMISO


Un grupo de 16 mujeres de la comunidad se organizan en equipos para cocinar y servir los alimentos todos los días. Integrantes de la comunidad en general colaborarán en las actividades de mantenimiento y las niñas y niños usuarios también tomarán roles activos para aprovechar, cuidar y preservar su comedor.


Aunado a esto cuando es necesario, la población realiza cooperaciones módicas para comprar insumos necesarios.


La construcción del comedor tuvo la participación de grupos de voluntarios y padres de familia del municipio.



INNOVACIÓN HACIA LO SOCIAL


El edificio cuenta con una distribución ergonómica de los espacios. El comedor tiene una superficie de 126m2, y está dividido en el área de comedor que mide 64 m2 dividido en dos cocinas la interior de 20 m2 y la exterior de 22.75m2 -con un diseño semi-abierto y seguro para preparar la comida de los eventos de la comunidad conforme a las prácticas locales- y la bodega 15 m2; con estufas de leña eficientes para contar con espacios libres de humo y reducir el consumo en un 40%.


El comedor utilizará un sistema mixto de captación de agua de lluvia y de agua de la red comunitaria que funciona por gravedad. La capacidad de almacenamiento es de 5 mil (época de secas) a 9 mil litros (época de lluvias), garantizando agua suficiente para al menos 7 días de operación, lo que significa un abastecimiento de una semana para prevenir en los tiempos de sequía.


La orientación del edificio, sus ventanales y tragaluces, fortalecen el aprovechamiento de la luz natural y el ahorro de energía eléctrica.


Además se instaló un sistema de tratamiento biológico de aguas residuales (capacidad 3m3/d) cuya operación y mantenimiento es sencilla y costo - efectiva al no requerir energía eléctrica ni otros insumos adicionales.


Una de las innovaciones es el techo a dos alturas que permite que el humo se desplace hacia un lado y se libere fácilmente, lo que ayuda a evitar los humos tóxicos y prevenir enfermedades respiratorias e infecciones oculares.


El comedor dará servicio una comida diaria a 54 niños y niñas en edad escolar y empezará actividades a partir del nuevo ciclo escolar 2019-2020.


La seguridad alimentaria es una prioridad para las organizaciones involucradas y vemos este comedor como un gran avance en el bienestar de la niñez local.






Información

  • White Facebook Icon
  • White Twitter Icon
  • White Instagram Icon
  • White YouTube Icon
  • Blanco Icono LinkedIn

Contacto

FondoParalaPaz © Copyright 2019. Todos los derechos reservados.