Enriqueciendo la calidad de vida de apicultores de Calakmul

Actualizado: 4 de nov de 2019

En México se dedican a la apicultura cerca de 40,000 productoras, distribuidas en todas las entidades del país; encontramos que el inventario apícola está compuesto por más de 1.9 millones de colmenas y se obtiene de ellas una producción anual de miel que supera las 55 mil toneladas siendo de este modo el quinto país productor de miel a nivel mundial. (SAGARPA, 2018)

Una de las principales zonas productoras de miel en el país es la península de Yucatán, esto se debe a que es una región biótica única por sus rasgos fisiográficos como: clima, suelo e hidrografía dando como resultado una gran biodiversidad en flora y fauna. Cabe señalar que existen especies endémicas de flora (cuya distribución se restringe a una zona geográfica determinada) en la península se han reportado 36 familias con 91 especies de plantas néctar poliníferas presentes en la miel que se produce en la región. (Alfaro- Beates, et al 2010)


Este hecho magnífica y enriquece su sabor y olor, teniendo alta calidad en sus productos lo que los ha llevado a un reconocimiento a nivel internacional.


En las comunidades del municipio de Calakmul, Fondo para la Paz trabaja directamente con los habitantes en la producción de miel y de ese modo se contribuye a su desarrollo económico. La principal fuente de ingresos es la venta a granel intermediarios. Donde también han contribuido a la transformación del envasado del producto para venta directa que beneficie a la población local.

Particularmente, trabajamos con la comunidad Centauro del Norte donde un grupo de 6 integrantes (4 hombres y 2 mujeres) formaron el proyecto Apicultores de Centauro del Norte (Apicen) quienes se están esforzando por darle un valor agregado a su producto.


Ellos han recibido diferentes capacitaciones para el trabajo de la apicultura tales como: trazabilidad, saneamiento ecológico y cierre de ciclos en el cual se han establecido métodos para el aprovechamiento y reúso de cera; también les enseñaron la preparación de tortas proteícas para su alimentación en tiempos de escasez. Así mismo participaron en el intercambio de experiencias con productores locales y regionales para mejorar el manejo con las abejas.


Estas capacitaciones les permitieron sumar esfuerzos y buscar mejores oportunidades de comercialización a través de un plan de trabajo que les permite alcanzar sus objetivos y metas a mediano y corto plazo a su vez que les ha permitido enfrentar nuevos retos como: el trabajo en equipo, momento de desesperación por la sequía y las implicaciones que esta trae, la comercialización al consumidor final pero sobre todo a unirse y buscar una mejor calidad de vida a través del aprovechamiento de los recursos locales y un buen manejo de las abejas.



Su meta a corto plazo es la constitución legal y la consolidación de una marca para poder entrar a nuevos nichos de mercado. Y así ser un ejemplo para los demás productores que hoy en día siguen teniendo la necesidad de vender su producto a granel a intermediarios.



Información

  • White Facebook Icon
  • White Twitter Icon
  • White Instagram Icon
  • White YouTube Icon
  • Blanco Icono LinkedIn

Contacto

FondoParalaPaz © Copyright 2019. Todos los derechos reservados.